Mi primera cicatriz

La primera cicatriz que tuve en la rodilla -o que recuerdo haberme hecho en la rodilla- fue cuando tenía cinco años y caminaba al lado de mi mamá. Ese día salí temprano del colegio, mi mamá pasó por mi y me anunció que regresaríamos caminando a casa. A ella siempre le ha gustado mucho caminar y al verme el rostro que quería disimular el desagrado de tal proposición , me dijo que obtendría un helado de premio si lo lograba. El sol de medio día, el calor del verano de ese entonces y el kilómetro recorrido me habían cansado, caí a una cuadra de la casa… Jamás olvidaré esa piedrita que se me incrustó en la rodilla, mi llanto y el consuelo de mi madre. Las demás cicatrices son otra historia.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s